Caracol, col, col.

Caracol, col, col.

Tras la puesta de sol

repleta de belleza

paseaba un caracol

detrás de la maleza

y en la roca subido

oteaba grácilmente,

– Parece que ha llovido-

dijo grandilocuente

las gotas en las hojas

temblaron lentamente

y el bello caracol

sonrió alegremente.

Pues tras la lluvia fina

salió la luna llena

 y con su tez albina

calmó toda su pena.

Miraba con pasión

aquel cielo estrellado

sintió su corazón

feliz y consolado,

tras horas sin dormir

solo mirando al cielo

dejó al fin de sufrir

hallando en él consuelo.

Amanecía de nuevo

en el extenso prado

el sol grande y longevo

había al  fin despertado.

En ese nuevo día

el esbelto caracol

gozoso y con energía

sacó sus cuernos al sol.

Sonando: “May it be”  Enya

Sabor de este freyisuisse:  Frutas del bosque y un chorrito de chocolate amargo caliente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: