Distimia

Distimia 

 

Me domina a mi misma la  Distimia

desde hace varios años me envenena

no he venido a contarlo  aquí por pena

sino por huir al fin de esta anonimia.

 

Buscando sin cesar el ser eximia

mi pesimismo es siempre una faena

mi soledad será  mi propia trena

y nunca dejaré de ser tan nimia.

 

Quizá curarme empiece por contarlo

con pinzas arrancarme las espinas

sangrar al aire y luego suturarlo.

 

Si el miedo no me deja otra salida

tendré que recurrir a medicinas

mas no quiero vivir siempre perdida.

Así fui, así soy.

Así fui, así soy.

 

No se como ser yo de otra manera,

no se como quererme sin que duela,

sentirme algo mejor que sucia suela,

besando sin cesar la dura  acera. 

 

Tras un año vacío seré sincera,

lo propio es  resumir esta novela,

en el alma clavada está una espuela

de tiempos de tormento y de flojera.

 

Quisiera superar estos temores

poder dejar atrás mi sufrimiento

llegar a ser mejor de los mejores,

 

sentir que puedo ser feliz queriendo

vivir sin miedo,  aceptar mi talento

pues así soy y así he de seguir siendo.