Sabe a Yogur.

Sabe a Yogur.


¿Qué es amar?

¿Qué es querer?

¿Qué es sentir?

¿Qué es el amor?

Sabe a yogur

¿Lo has probado ya tú?

¿Es que no te gustó?

¿Ya no va junto a ti?

¿Ya no quieres que esté?

¿O no sabes donde está?


Lo hice, lo destapé. Su intenso y afrutado aroma se recrea amistosamente alrededor de mi poco estilosa pero pronunciada nariz hasta introducirse suave y calidamente llenando por completo mis hoquedades que se deleitan con un leve aleteo mientras aspiro ese aire perfumando. Mis ojos miran fijamente ese color, brillante y apagado, pastel y neón que espera ser devorado. Su luz parpadea y mi vista se nubla de gozo al acercarse el momento.  No puedo resistirme y mi meñique roza suavemente su textura deliciosamente suave, cremosa, sin deshacer su figura, ahora llevo su olor en mi piel. El silencio es mi aliado en este momento de placer. Mi lengua está preparada para esa explosión de sabor, mis sentidos, todos van a disfrutar de este momento, cojo el instrumento adecuado y lo pruebo. Su sabor llena por completo mi boca que se vuelve agua, un manantial, una catarata que fluye hacia el mar. Lo hago, una y otra vez. Cuando todo llega a su fin, cuando el éxtasis invade el lugar, entonces trago y guardo en mi recuerdo esos momentos. Empiezo a planear la próxima vez, la próxima vez que me coma un yogur natural azucarado.


Sonando: “L.O.V.E.” (Nat King Cole) Versión de Joss Stone

Sabor de este freyisuisse:  Yogur natural azucarado y una pizca de jengibre.

Anuncios

Todo me sabe a ti.

Todo me sabe a ti.

¿A qué saben los corazones rotos?

¿A qué saben los poemas de un adios?

¿A qué sabe la noche en pleno día?

¿A qué saben las lagrimas de amor?

¿A qué saben las cartas que no escribo?

¿A qué sabe cuando piensas en mí?

¿A qué saben los besos que nos dimos?

¿A qué sabe lo que siento por tí?

Sabe a chocolate, por su amargura

Sabe a limón, por su acídez

Sabe a fresa, por su frescura

Sabe a vanilla y su candidez

Sabe a naranja, por su brillo

Sabe a uva y su dulzor

Sabe a manzana y a pera

Sabe a plátano y melón

Sabe picante algunas veces

y otras empalagosamente a miel

Sabe a lo que tú quieras que sepa

solamente elije bien.

Sonando: “Sabor de amor” Danza invisible.

Sabor de este freyisuisse: Todo me sabe a ti.